Cómo entrenar a su perro para que acepte un collar

Tienes prisa pero tienes que pasear al perro antes del trabajo. Hace frío y está oscuro, así que sólo quieres hacerlo. Sin embargo, tu perro tiene otras ideas. Simplemente se niega a que le pongas el collar y la correa. Es sólo un cachorro, así que todavía está confundido e inseguro sobre el collar. No se da cuenta de que no le va a estrangular ni le va a hacer ningún daño. Hace que el procedimiento de paseo e incluso sacarlo de casa sea una pesadilla. Intentas que se quede quieto, pero no lo consigue.

Enseñarle a aceptar un collar te hará la vida mucho más fácil. No puede andar por ahí sin collar. Puede acabar saltando a la carretera y lesionarse gravemente en un accidente de tráfico, o algo peor.

Definir las tareas

Afortunadamente, entrenar a su perro para que acepte un collar es fácil y agradable. De momento, simplemente no está acostumbrado. Pero, como ocurre con todo, una vez que lo tenga durante unas semanas, ni siquiera se dará cuenta de que está ahí. Sin embargo, conseguir que lo acepte es un obstáculo. Puedes superar ese obstáculo incentivándolo con algunas golosinas. También es posible que tenga que tomar una serie de medidas para distraerlo de la colocación del dispositivo en su cuello. Si consigue que llevar el collar sea un juego y una diversión, su tarea será mucho más fácil.

Si es un cachorro, puede esperar resultados en tan sólo un día. Si es mayor y no acepta el collar, puede ser un indicio de algo más siniestro y puede necesitar varios días.

Cómo empezar

Antes de empezar, necesitará algunas cosas. Si no acepta su collar actual, es posible que desee invertir en un nuevo collar más cómodo. También necesitará una buena cantidad de deliciosas golosinas. También puede romper su comida favorita en trozos del tamaño de un bocado. Esto le servirá de incentivo.

Tendrá que dedicar unos minutos a ayudarle a aceptar su nuevo collar. No debería llevarle mucho tiempo, sólo necesita un poco de seguridad.

Una vez que tenga todo eso, puede coger el collar y dirigirse a su perro

El método del hombro frío

1. Colocar el collar

Sujétalo y colócale el collar. Asegúrate de que no esté tan apretado que no pueda respirar, pero que también sea lo suficientemente seguro como para que no pueda quitárselo. No te gustaría que algo te ahogara, por lo que es importante que marques el agujero que utilizas para poder volver a colocarlo con facilidad la próxima vez.

2. Sin collar de ahogo

Para empezar, evita utilizar un collar de ahogo. Suelen utilizarse con fines de adiestramiento y pueden resultar muy incómodos, sobre todo si no está acostumbrado a llevar un collar.

3. Espera

Deja que se acostumbre al collar. Puede tardar varias horas, pero al final dejará de intentar quitárselo y aceptará su destino. Durante este periodo de adaptación, vigila que no le duela y que pueda respirar correctamente.

4. El hombro frío

Asegúrate de no prestarle la atención que busca cuando se revuelve intentando quitarse el collar. No te rías, ni hables, ni intentes consolarle. Tiene que saber que este tipo de comportamiento no le dará lo que quiere.

5. Salir de la cabeza

Espere a que acepte el collar antes de sujetarlo a la correa y salir a pasear. De lo contrario, podría descubrir que también tiene problemas con la correa. Así que tenga paciencia, al final dejará de intentar quitársela.

El método del collar adecuado

1. Tamaño del cachorro

Si es un cachorro, es importante que le compres un collar que se adapte a él ahora, no uno al que vaya a crecer. Los collares más grandes le resultarán más fáciles de quitar y suelen ser más incómodos. Piensa en el ahora y el proceso te resultará mucho más fácil.

2. Pequeño y ligero

El primer collar debe ser lo menos molesto posible. Eso significa que debe conseguir un collar pequeño y ligero. Le resultará menos molesto para el cuello y lo aceptará mucho antes.

3. Opte por los clips

En lugar de un collar de hebilla tradicional, opte por uno con clips. Son fáciles de poner y quitar. Así evitarás que se le enganche parte de la piel cuando se resista a ponérselo. Cuanto menos tiempo tarde en ponérselo, menos estresante será para él.

4. Recompensa

Si se vuelve loco cuando intentas ponerle el collar, dale un premio para distraerlo. Sujétela firmemente en la mano para que intente olfatearla y cogerla. Aprovecha este momento para colocarle el collar en el cuello. Cuando se lo pongas, dale la golosina y elógialo.

5. Mantenga la calma

Colocar un collar por primera vez puede ser una experiencia frustrante. Sin embargo, es importante que mantengas la calma en todo momento. No le grites. Si le asustas, puede volverse agresivo y no quieres inculcarle ese mecanismo de defensa.

El método de la distracción

1. Colocar el collar

Manténgalo quieto y luego colóquele el collar con cuidado. Asegúrese de que se ajusta correctamente. Además, procure que se vea la etiqueta de identificación del collar. Si parece que le duele de verdad, quíteselo o aflójelo.

2. Rompecabezas de la comida

Durante las primeras horas, es probable que salte de un lado a otro intentando quitarse el collar. Puedes ofrecerle un medio de distracción. Dale un rompecabezas de comida para que hunda la boca en él.

3. Tira y afloja

Saca uno de sus juguetes favoritos y distráelo con él. Anímale a que se lo meta en la boca y luego juega al tira y afloja. Esto le mantendrá distraído hasta que apenas se dé cuenta de que lleva un collar.

4. Órdenes de obediencia

Haga que realice un truco para usted. Si todavía no sabe hacer ninguno, empiece a enseñarle. Puede empezar con algo sencillo como «siéntate». De este modo, no tendrá que pensar en el collar y podrá dedicar su energía a algo más productivo.

5. Recompensa

Cuando haya realizado el truco o se haya calmado, puedes darle una golosina. Es importante que reciba una recompensa al final. Esto le enseñará que, en el futuro, la mejor manera de conseguir comida es comportarse como se le indica y calmarse.


Deja un comentario