Cómo entrenar a su perro para que camine a su lado

No hay nada más frustrante que intentar llevar a tu perro a pasear y que lo único que haga sea tirar de la correa, dar vueltas a tu alrededor y hacer todo lo que no sea caminar a tu lado, donde debe estar. Esto puede llevar a que su cachorro no haga el ejercicio que necesita, lo que al mismo tiempo significa que usted tampoco está haciendo el suyo. Entrenar a su perro para que camine a su lado es una de las habilidades más fáciles de enseñar a su perro y, lo que es más importante, podría salvarle la vida.

Lo único que hace que esta habilidad sea un reto para su cachorro, es que todo lo que quiere hacer es olfatear absolutamente todo a lo largo del camino. Es probable que no le haga mucha gracia que le lleves con una correa que le impida hacerlo. Sin embargo, una vez que se acostumbre a estar a su lado, ambos podrán disfrutar de largos, tranquilos y relajantes paseos.

Definir las tareas

En muchos aspectos, esta orden es muy parecida a la de «taconear», pero el comportamiento que desea de su cachorro no es tan restrictivo. En lugar de limitarse a un par de centímetros de su pierna, su cachorro tendrá un poco más de libertad para moverse. Aunque puede darle un poco de espacio, nunca debe dejar que su cachorro tire de la correa.

Tenga en cuenta que durante el tiempo que esté entrenando a su cachorro para que camine a su lado, cada paseo que dé debe considerarse una sesión de entrenamiento. Al mismo tiempo, asegúrese de que las primeras sesiones de adiestramiento sean relativamente cortas hasta que se sienta cómodo caminando a su lado. Sea paciente y tenga a mano muchas de sus golosinas favoritas para premiarle cada vez que lo haga bien.

Cómo empezar

Para adiestrar a su perro para que camine a su lado, es necesario disponer de algunos elementos. Afortunadamente, aparte de unos días agradables, no necesita mucho. He aquí una breve lista de cosas que pueden resultar útiles:

  • Collar: Un collar cómodo que se adapte bien a su cachorro.
  • Correa: Utiliza una correa de longitud estándar para estas sesiones de adiestramiento para conseguir el máximo control.
  • Premios: Ten a mano una buena cantidad para premiar a tu cachorro por hacer un buen trabajo.
  • Un lugar tranquilo: Procure elegir un lugar tranquilo para los paseos, ya que cuantas menos distracciones haya, más rápido aprenderá.
  • Paciencia: Necesitas un suministro infinito de esto, nunca debes gritar a tu cachorro por hacer las cosas mal.
  • Tiempo: Debes practicar esto tan a menudo como puedas, cuanto más refuerces el concepto, más rápido aprenderá.

El método At My Side

1. Elija un lado

Si quieres que tu perro camine a tu lado, tienes que decidir qué lado será antes de empezar y ceñirte a él. El lado izquierdo es el tradicional, pero si lo prefieres, siempre puedes utilizar el lado derecho.

2. Utilice una correa estándar

En las primeras etapas del adiestramiento de su cachorro para que camine a su lado, utilice una correa de longitud estándar. Esto le dará más control. No dejes que tu cachorro te arrastre y dale un poco de espacio para maniobrar.

3. Atraerlo

Utilizando una de sus golosinas favoritas, llame a su cachorro a su lado utilizando la golosina como señuelo. Cuando se ponga en posición, elógielo y dele un premio.

4. Trabaje con él

Con una buena cantidad de golosinas, siga practicando, añadiendo la orden que desee. Puede usar «lado» o simplemente «paseos». Con el tiempo, se convertirá en algo natural para él ponerse a tu lado cada vez que cojas la correa.

5. Salir a la calle

Ha llegado el momento de salir a dar el primer paseo. Agarra la correa, da la orden y tu cachorro se acercará. Engánchalo y sal a pasear. Si se comporta bien durante el paseo, elógialo mucho y dale uno o dos premios. Siga ampliando los paseos hasta que pueda ir a cualquier sitio con él sin necesidad de ningún tipo de golosina.

El método del despegue

1. Despegue

Enganche a su cachorro a la correa, llámelo por su nombre y empiece a caminar a paso ligero sin mirar atrás. Su cachorro debe seguirle y tratar de alcanzarle por el lado en el que tiene la correa. Si lo hace, dale un premio.

2. Cuando no lo haga

Si no viene a tu lado, reduce la velocidad, llámale por su nombre y dale una golosina para atraerlo a tu lado.

3. Vuelve a moverte

Ahora que está en posición, empiece a caminar de nuevo, utilizando la orden que haya elegido para atraerlo a su lado.

4. Cambie de dirección

Cuando parezca que se siente cómodo caminando a su lado en línea recta, empiece a cambiar de dirección, haciendo zig-zag, y haga que pruebe sus nuevas habilidades. Esto también ayuda a reforzar el concepto de que tiene que estar a su lado en todo momento.

5. La práctica hace la perfección

Se necesita mucha práctica para frenar el deseo natural de su cachorro de deambular y olfatear absolutamente todo, desde la más pequeña brizna de hierba hasta el lugar por el que pasa el último perro que marca su territorio.

El método del collar

1. Presentaciones por doquier

A estas alturas, su cachorro debería estar acostumbrado a llevar un collar. Si no es así, pase unos días dejando que se acostumbre a llevar uno antes de intentar sacarlo a pasear con su correa. A continuación, preséntele la correa. Engánchala a su collar y deja que la arrastre por la casa un rato cada día durante varios días seguidos. Asegúrate de darle algunas golosinas por el camino.

2. Cree su palabra clave

Ahora es el momento de elegir las palabras de orden, pruebe con «walkies» o «time for a walk». Dé a su cachorro la orden cada vez que le ponga la correa y dele una golosina para reforzar la asociación entre la orden y la acción.

3. La vida en el interior

Ahora es el momento de empezar a pasear con él con la correa dentro de casa. Esto le ayudará a aprender a caminar con correa. Cuando se sienta cómodo, puede utilizar una golosina para atraerlo a su lado. Dale un golpecito en la pierna para indicarle dónde quieres que vaya, y cuando llegue a tu lado, dale una golosina y muchos elogios.

4. Salir a la calle

Practique esto dentro de casa durante unos días y luego es hora de que usted y su cachorro salgan al mundo exterior. Empieza con paseos cortos y prepárate para que haga un poco de ruido al principio. Le costará un poco de tiempo acostumbrarse a estar en el exterior. Pero, llamándole por su nombre y dándole golpecitos en la pierna, se acostumbrará rápidamente a la rutina. Sea paciente, elogie mucho a su perro y dele muchos premios.

5. Siga trabajando

Siga practicando con su cachorro, ampliando la duración de los paseos hasta que pueda ir a cualquier sitio a pasear con él, sabiendo que se quedará a su lado y se comportará. Ahora, ¡diviértete!


Deja un comentario