Cómo entrenar a su perro para que entre en su jaula

¿Parece que su perro se esfuerza más por permanecer fuera de su jaula que usted por hacer que entre? ¿Sabía que esto va totalmente en contra de la naturaleza de su cachorro? De hecho, su cachorro debería querer entrar en su jaula siempre que pueda, ya que es natural que quiera encontrar un lugar seguro como su guarida. Un cajón es el lugar perfecto para que duerma la siesta o se «esconda» cuando se sienta asustado. La buena noticia es que puede entrenar a su perro para que entre en su jaula y lo haga cuando se lo ordene, no sólo cuando le apetezca.

La mayoría de la gente tiende a utilizar la caja como una herramienta para ayudar a entrenar a sus cachorros para ir al baño, lo cual es un uso perfectamente bueno para una caja. Pero, ¿cómo va a hacerlo si no puede conseguir que su cachorro entre en la caja sin pelearse, si es que lo hace? Sin embargo, una advertencia: la jaula de su cachorro no es la solución definitiva para superar los comportamientos comunes de su cachorro. Si se utiliza de forma incorrecta, la jaula sólo puede empeorar las cosas.

Definir las tareas

Esta es una orden relativamente sencilla de enseñar a su perro, siempre que esté dispuesto a trabajar con él durante unos días. La mayoría de la gente utiliza una orden simple de una sola palabra para ésta, «¡Crate!», pero puede utilizar cualquier palabra que desee, sólo manténgala simple. La intención es que deje la puerta abierta en la caja siempre que no esté ocupada por la orden, de modo que cuando diga «¡Caja!» su perro sepa dónde se supone que debe ir y vaya allí.

Puesto que no estamos tratando con el entrenamiento del potty aquí, vamos a asumir que su perrito sabe hacerle saber cuando él necesita ir. También hay algunas reglas básicas que debe conocer antes de comenzar el adiestramiento en jaulas.

  • Su jaula no es una celda, nunca la uses como castigo
  • Nunca deje a su cachorro en su jaula durante demasiado tiempo, ya que puede provocar problemas de interacción con las personas y una fuerte depresión
  • Los cachorros menores de seis meses nunca deben pasar más de 3 ó 4 horas seguidas en su jaula

Con la mayoría de los perros, el adiestramiento debería ser relativamente fácil, ya que tienen un deseo natural de ir a su guarida. Sin embargo, su trabajo consiste en hacer aflorar ese deseo natural sin hacerles sentir que están siendo castigados. Puede adiestrar a un perro de cualquier edad para que utilice una jaula si está dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo a su peludo amigo de cuatro patas.

Cómo empezar

Para este tipo de adiestramiento, realmente no hay mucho en cuanto a suministros, pero aquí está la lista:

  • Una jaula: Asegúrese de comprar una diseñada para el tamaño de su perro. Si la jaula es demasiado pequeña, será incómoda y estrecha. Si es demasiado grande, su perro puede sentirse abrumado y asustado
  • Golosinas: Puedes utilizarlos para ayudar a atraer a tu cachorro a la jaula y como recompensa cuando lo haga bien.
  • Juguetes: Puede utilizar los juguetes favoritos de su cachorro para atraerlo a la jaula y para que juegue con ellos mientras está dentro.
  • Una manta: Tenga siempre una manta o una almohada en la jaula para que su cachorro se tumbe y esté cómodo.

Eso es todo, además de tener mucha paciencia, ser capaz de usar una voz severa y tener tiempo para practicar varias veces al día, todos los días de la semana, hasta que domine esta orden.

El método Chow Time

1. Presentaciones

Coloque la jaula en un lugar en el que su familia suela pasar mucho tiempo. Deje la puerta abierta y anime a su cachorro a olfatear la jaula y, tal vez, a lanzar unas cuantas golosinas dentro para ver si entra por sí mismo.

2. Hora de comer

Coloque el cuenco de comida de su cachorro dentro de la jaula hasta el fondo.

3. Vea a dónde va

Si su cachorro no entra y va al plato, intente moverlo hacia delante poco a poco hasta que finalmente se acerque a su cuenco.

4. Cierre la puerta

Una vez que su cachorro haya entrado hasta el fondo y parezca estar cómodo, cierre la puerta.

5. Déjelo salir

En cuanto termine de comer, abra la puerta y déjelo salir. Repita este proceso, ampliando el tiempo que le deja en su jaula después de que termine.

6. Cambie a las golosinas

Es hora de pasar a utilizar golosinas y la orden «perrera». Repite el proceso hasta que entre sin rechistar.

7. Elimine las golosinas

Una vez que su cachorro se haya acostumbrado a entrar en la caseta a cambio de una golosina, puede ir eliminando poco a poco las golosinas hasta que consiga que entre a la caseta a la orden.

El método de las golosinas

1. Coja algunas golosinas

Reúna un puñado de golosinas.

2. Póngase de pie para lanzarlas

Colóquese frente a la caja de su cachorro con la puerta abierta.

3. Muestre las golosinas

Muestre a su perro las golosinas que tiene en la mano.

4. Lanza las golosinas

Lanza las golosinas al fondo de la jaula y da la orden «¡perrera!»

5. Elogie, enjuague y repita

Si su cachorro entra directamente a por las golosinas, asegúrese de elogiarlo mucho. A continuación, repita este proceso hasta que entre en la jaula a la orden.

El método sin prisas

1. Encuentre un lugar

Coloque la jaula en un lugar al que su perro pueda acceder fácilmente.

2. Déjela abierta

Deje la puerta abierta y, de vez en cuando, lance una golosina al interior.

3. ¡Buen chico!

Si su cachorro entra por sí mismo, elógielo para que sepa que ha hecho algo bueno.

4. La hora de la siesta

Si ves a tu cachorro durmiendo la siesta en su almohada, dale una golosina y hazle saber que es un buen chico.

5. Con el tiempo

Con el tiempo, podrás decirle a tu cachorro que se meta en su caseta y lo hará encantado. Recuerda que las golosinas y los elogios son muy útiles.


Deja un comentario