Cómo entrenar a su perro para que lleve un cubo

Adiestrar a su perro para que lleve un cubo es una tarea relativamente sencilla, facilitada por el hecho de que a la mayoría de los perros les gusta llevar cosas en la boca y les gusta sentirse útiles. Aunque este tipo de adiestramiento tiene más que ver con la diversión que con enseñarle una nueva tarea, resulta muy útil. Puede enseñar a su perro a llevarle un cubo al jardín o a llevar uno a la casa por usted. En realidad, entrenar a su perro para que lleve un cubo no es más que una extensión de enseñarle a recuperar o buscar un objeto específico. Para muchos perros, la parte más difícil del adiestramiento es enseñarle qué objeto concreto quiere que lleve o traiga.

Enseñar a su perro este ingenioso truco no sólo le resultará útil, sino que también puede utilizarse como un gran truco para fiestas cuando tenga compañía. Lo mejor de todo es que su perro disfrutará con lo que hace y, con el tiempo, es posible que lo haga sin que se lo pida.

Definir las tareas

La tarea en cuestión consiste en entrenar a su perro para que coja un cubo y luego se lo traiga o lo lleve mientras da un paseo. Puede enseñar a prácticamente cualquier perro a llevar un cubo, siempre que sea lo suficientemente grande y fuerte como para llevarlo. Sin embargo, dado que este truco incluye cargar una cierta cantidad de peso, es posible que desee esperar hasta que su cachorro haya madurado y sus huesos hayan tenido la oportunidad de formarse completamente.

Puede utilizar cualquier orden que elija, siempre que sea única para esta tarea concreta. Puede probar con «tráeme el cubo» o «tráeme el cubo», asegurándose de que su perro sabe de qué cubo está hablando. Esta es una tarea relativamente fácil de aprender para la mayoría de los perros y sólo debería llevarle unas pocas semanas dominarla.

Cómo empezar

No hace falta mucho para empezar a adiestrar a su perro para que lleve un cubo. Usted necesita algunos artículos básicos utilizados en la mayoría de las formas de entrenamiento, incluyendo:

  • Golosinas: Para premiar a tu cachorro por acertar.
  • Un clicker: Una herramienta de adiestramiento alternativa utilizada por muchos adiestradores profesionales.
  • Un cubo: Asegúrese de conseguir uno que su perro pueda manejar tanto cuando esté vacío como cuando tenga cosas dentro.
  • Paciencia: Nunca se tiene suficiente paciencia cuando se intenta enseñar a un perro nuevos trucos.
  • Un lugar tranquilo: La mayoría de las formas de adiestramiento se realizan mejor en una zona tranquila, sin distracciones como el tráfico, los niños, el ruido de la televisión y otros animales.

Como en la mayoría de las formas de adiestramiento de perros, obtendrá los mejores resultados si empieza en un patio o una habitación tranquila de su casa. Puede que su cachorro tarde unos días en acostumbrarse a la sensación del asa del cubo en su boca, pero el tiempo y la paciencia (así como una gran cantidad de premios) darán sus frutos y, en poco tiempo, su cachorro estará arrastrando cubos a cualquier lugar que necesite.

El método del revés

1. Déjelo caer

Coloque el asa del cubo en la boca de su perro. Déle la orden de «dejarlo caer» y recompénselo con una golosina cuando lo haga.

2. Entrega

Aleja tu mano del cubo y deja que se acerque a ti antes de soltarlo. Dale una golosina por hacerlo bien.

3. Cógelo

Haz que recoja el cubo y te lo «entregue». Más golosinas.

4. Aumente la distancia

Aléjese más y dé al perro la orden que haya elegido. Cuando lo haga y le traiga el cubo, asegúrese de elogiarlo y darle muchos premios.

5. Llévelo fuera

Por último, pídale que coja el cubo y lo lleve consigo mientras se mueve por el patio o da un pequeño paseo. Este tipo de adiestramiento es muy eficaz y, en la mayoría de los casos, le llevará muy poco tiempo.

El método de la mantequilla de cacahuete

1. Señuelo

Anime a su cachorro a tocar el asa del cubo poniéndole un poco de mantequilla de cacahuete.

2. Recompensa

Cuando lo haga, elógialo mucho y dale una golosina.

3. Cógelo

Coloque el cubo en el suelo y dígale a su perro que lo coja utilizando las órdenes que desee.

4. Recuperar

A continuación, coloque el cubo en el suelo a unos metros de su perro y, utilizando la orden que haya elegido, anímelo a que lo recoja y se lo traiga. Déle muchos premios y elogios cuando lo haga bien.

5. Desafío

Por último, empiece a alejar el cubo hasta que lo coja y lo lleve hasta usted cuando se lo pida. Pronto irá a buscar el cubo y se lo llevará a usted o a cualquier otro lugar, como por ejemplo a la puerta de entrada llena de caramelos para el truco o trato.

El método del cubo

1. Cógelo

Dígale a su perro que coja el cubo utilizando la orden «cógelo».

2. Entregue

Haga que su perro le traiga el cubo y recompénselo con el clicker y una golosina para hacerle saber que lo ha hecho bien.

3. Aumente la distancia

Amplíe la distancia poco a poco, haciendo clic y premiándolo cada vez que le traiga el cubo.

4. Recuperar

Ponga el cubo en el suelo y aléjese varios metros o atraviese el patio o la habitación.

5. Practique

Dé la orden elegida y recompense a su perro con elogios, clics y, por supuesto, una golosina. No necesitará mucho de este entrenamiento antes de que pueda decir simplemente «tráeme el cubo» y su cachorro saldrá corriendo sólo para volver con el cubo colgando de su boca.


Deja un comentario