Cómo entrenar a su perro para que sepa su nombre

Aprender su nombre puede ser algo en lo que no piense porque ha tenido su nombre desde que tiene uso de razón. Cuando traes un nuevo cachorro a casa o un perro mayor cuyo nombre antiguo no conoces, puede que te preguntes si sabe que le estás hablando. El nombre que le pongas es la forma en que reconocerá tus comunicaciones con él. Un nombre es una forma de llamar la atención. Si su cachorro está haciendo algo que no debería, puede decir su nombre para llamar su atención y luego tener tiempo para redirigirlo. Si necesita que su perro acuda a usted, utilizará su nombre. Si ha adoptado un perro cuyo nombre no le gusta especialmente o quizá ni siquiera lo conozca, necesitará un nuevo nombre y enseñar a su perro a reconocer su nuevo nombre. Su nombre se convertirá en su identidad y en la palabra que utilizará para hacerle saber que le necesita y le quiere.

Definir las tareas

Entrenar a su perro para que sepa su nombre, sin importar su edad, se convertirá en una cuestión de repetición. Pasará mucho tiempo con un cachorro nuevo entrenando órdenes de obediencia, así como trucos divertidos. Un perro mayor puede conocer las órdenes pero puede no saber su nombre nuevo. El truco que necesitará para ayudar a su perro a entender es simplemente la repetición y el tiempo. Enseñar a un cachorro su nombre puede ser más rápido que cambiar a un perro adoptado de más edad un nuevo nombre porque un perro adoptado de más edad puede estar acostumbrado a un nombre que usted no conoce. Pero con paciencia y empeño, también aprenderá su nuevo nombre. El nombre de su perro se convertirá básicamente en una orden para él.

Cómo empezar

Cuando entrene a su perro para que aprenda su nombre, tenga siempre a mano pequeñas golosinas para poder recompensarle por reconocer la atención que supone su nombre. Prepárese para repetir su nombre varias veces cuando estén juntos y antes de las sesiones de adiestramiento para cualquier otra orden. Ponga a su perro en varios escenarios diferentes para que sepa que, independientemente de lo que esté haciendo, esa palabra para llamar su atención se utilizará en cualquier lugar.

El método de la excitación

1. Tono

Con un tono de voz alegre, diga el nombre de su perro.

2. Recompensa

Es probable que te mire más por tu tono que por la palabra que has utilizado. Sin embargo, cuando te mire, dale una golosina.

3. Repita

Siga utilizando este tono y diga su nombre a menudo mientras realiza tareas no relacionadas con el adiestramiento, como cuando come, descansa o juega.

4. Golosinas

Dale un premio cada vez que te mire cuando digas su nombre.

5. Cambie el tono

A medida que se vaya acostumbrando a responder a su nombre cuando lo escuche, cambia el tono y la situación al utilizarlo. Por ejemplo, utiliza un tono más informal en una conversación sencilla con tu perro. Cada vez que desvíe la vista de algo y te mire a ti cuando digas su nombre, dale una golosina. Incluya un tono más urgente para que sepa que su nombre se utilizará también en esos momentos de urgencia.

6. Momentos de adiestramiento

Asegúrese de empezar cada sesión de adiestramiento utilizando el nombre de su perro. Cada vez que necesite la atención de su perro antes de un paso o una orden de adiestramiento, utilice su nombre. En los momentos de adiestramiento, reserve la golosina para premiar los pasos de adiestramiento y no para reconocer su nombre, para evitar confusiones.

El método de refuerzo

1. Diga «sí

Tenga a mano golosinas y diga el nombre de su perro. Cada vez que lo diga, sostenga la golosina para que su cachorro la vea. Cuando te mire después de decir su nombre, di la palabra «sí» y dale la golosina. Repítelo varias veces al día en sesiones cortas.

2. Llame la atención

Cuando su perro no le preste atención, diga su nombre. Si levanta la vista, diga «sí» y dele una golosina.

3. Con la correa

Ponga a su perro con la correa y comience a caminar. Diga su nombre. Si responde mirando, dale una golosina. Si no le mira cuando oye su nombre, tire suavemente de la correa para llamar su atención. Vuelva a decir su nombre. Cuando te mire después de escuchar su nombre, di «sí» y dale una golosina.

4. Tiempo de juego

Juegue con su perro. Deténgase de vez en cuando y diga su nombre. Si se detiene para mirarle, diga «sí» y dele una golosina.

5. Momentos de tranquilidad

Cuando su perro esté tranquilo, descansando pero no durmiendo, o jugando solo, por ejemplo, mordiendo un juguete, diga su nombre. Si le mira, diga «sí» y dele una golosina.

El método de cambio de nombre

1. Bolsa de golosinas

Con una bolsa o bolsillo lleno de golosinas, interactúe con su perro recién adoptado.

2. Diga su nombre

De vez en cuando, diga el nuevo nombre de su perro. Cuando lo reconozca, dale una golosina y algún elogio verbal.

3. Aléjese

Mientras juega, aléjese de su perro y diga su nombre para pedirle que venga o le siga. Cuando responda, dele una golosina y vuelva a decir su nombre para reafirmar su identidad y reconocimiento.

4. Comandos

Es posible que su nuevo perro ya conozca algunas órdenes. Utilice órdenes básicas como «siéntate», pero utilice primero su nombre. Si cumple la orden, dele una golosina y elógielo verbalmente utilizando de nuevo su nombre.

5. Repita

Repita su nombre siempre que le hable. Mírele a los ojos mientras dice su nombre. Hágalo varias veces. Sabrás que reconoce su nombre cuando pueda mirarte cuando lo digas una vez.


Deja un comentario