Cómo entrenar a un perro de raza británica en la jaula

Si sale de casa y deja a su Brittany Spaniel a su aire, puede que se lleve una gran sorpresa cuando vuelva a casa. Puede encontrar montones de caca en la alfombra, zapatos masticados, basura esparcida de un lado a otro, y mucho más. Por eso es tan importante empezar a adiestrar a su británico en la jaula.

En la naturaleza, los caninos construyen sus hogares en cuevas o «guaridas», lo que les proporciona un lugar para dormir, un refugio contra las tormentas, un lugar para criar a los cachorros y, cuando lo necesitan, un lugar para recuperarse de una lesión o enfermedad. Darle a su cachorro su propia «guarida» es una gran manera de ayudarle a sentirse más cómodo y seguro en su casa.

Definir las tareas

El adiestramiento de su británico en una jaula es mucho más que enseñarle a permanecer dentro de una jaula de alambre. La tarea en cuestión es mucho más complicada que esto. Su trabajo consiste en enseñar a su cachorro que esta jaula de alambre es su propia guarida o espacio personal. Un espacio que puede llamar su dominio, proteger, relajarse y permanecer en él mientras usted no está o por la noche si prefiere dormir allí.

Tenga en cuenta que no puede dejar a un cachorro en su jaula todo el día, ya que tendrá que salir para hacer sus necesidades varias veces. Sólo puedes esperar que un perro mayor sea capaz de aguantar todo este tiempo. Tu perro hará todo lo posible por no ensuciar su casa, pero si lo dejas allí demasiado tiempo, es posible que no pueda evitarlo. Una última cosa, nunca utilice su «guarida» como una forma de castigo, siempre debe ver su casa como su castillo, un lugar para relajarse, su «lugar feliz»

Cómo empezar

La parte más importante del adiestramiento de su Brittany en la jaula es asegurarse de que adquiere la adecuada para él. Dado que la jaula debe ser como una guarida para él, necesita conseguir el tamaño adecuado. Si adquiere una demasiado pequeña, su cachorro no tendrá suficiente espacio. Por otro lado, si compras una demasiado grande, podría sentirse agobiado e incómodo. Además de la jaula, necesitará un trozo de alfombra cortado a la medida del fondo de la jaula, una cama cómoda para el cachorro, algunos juguetes y una buena cantidad de golosinas.

El método de hacer una casa

1. Empieza con su jaula

Encuentra un lugar para la jaula de tu perro que esté alejado del tráfico, pero en la línea de visión. Arme la jaula, coloque la alfombra, añada la cama y coloque los juguetes. Hazlo lo más hogareño posible.

2. El cachorro se encuentra con la guarida

Coloca a tu cachorro en el centro de su jaula con una palabra de aviso que pienses utilizar cuando sea el momento de que entre. Enséñale los juguetes y cierra la puerta. Dale tiempo para que se acostumbre a su nuevo entorno. Empieza con cinco minutos y ve subiendo en intervalos de cinco minutos.

3. Ladrar, ladrar

¿Y si su cachorro empieza a ladrar y a quejarse? La mayoría de los perros lo hacen, es una reacción natural al encontrarse atrapados. Dale tiempo, y acabará calmándose. Cuando lo haga, elógialo y dale un premio.

4. Pausa para ir al baño

Una vez que haya comido el tratamiento, deje salir a su cachorro y llévelo enseguida a hacer pipí.

5. Y más adelante

A partir de aquí, siga trabajando en el adiestramiento, ampliando el tiempo entre el momento en que deja de quejarse y el momento en que recibe la golosina. Con el tiempo, aprenderá a quedarse en su jaula mientras usted está trabajando o durmiendo. Incluso puede que vaya allí por su cuenta.

El método Wander

1. Localice cuidadosamente su nueva guarida

Elija un lugar para la jaula que os permita a ambos veros, pero que también esté fuera del flujo principal de tráfico. Necesita un lugar tranquilo para su guarida.

2. Prepare el suelo

Prepara el suelo de la jaula con una alfombra y luego pon una capa de almohadillas para el pipí. Coloca una cama cómoda en la parte trasera de la jaula para que tu cachorro duerma la siesta.

3. Lleva sus platos

Trae los cuencos de comida y agua de tu cachorro, ponlos delante de la jaula y aléjate dejando la puerta abierta. Deje que su cachorro tenga tiempo suficiente para entrar y salir de la jaula. Elógialo cuando lo veas entrar en la jaula y dale un premio.

4. Cierre la puerta

Cuando se haya acostumbrado a la jaula, déjale entrar y cierra la puerta. Si se queja, ignóralo y deja que diga lo que tiene que decir. Pronto se cansará de oír su propia voz. Cuando lo haga, dale la golosina.

5. La pausa para ir al baño

Cada vez que saque a su cachorro de su jaula, asegúrese de sacarlo fuera para que pueda hacer sus necesidades y correr un poco.

6. Continúa con el entrenamiento

Sigue trabajando en este adiestramiento, ampliando el tiempo que permanece en su guarida hasta que se quede allí siempre que lo necesites. Esto puede llevar un poco de tiempo, pero sea paciente y aprenderá.

El método de los pequeños pasos

1. Construir la guarida de su cachorro

Coloque la jaula de su cachorro en un lugar conveniente de su casa, fuera del flujo principal de tráfico. Ahora, dedíquese a crear una guarida confortable repleta de alfombras de pared a pared, una cama cómoda, su propia colección personal de juguetes e incluso una manta encima para darle una apariencia de privacidad.

2. Entrar en la guarida

Comience por utilizar una de las golosinas favoritas de su Brit para atraerlo a su nueva guarida arrojándola en el centro de la caja. Déle tiempo para que explore. Es posible que no se quede mucho tiempo las primeras veces, pero al final se quedará para explorar.

3. Elija una orden

En este momento, debe decidir la palabra de orden que usted y todos los demás utilizarán.

4. Empiece a utilizar la orden

Utilizando el método de adiestramiento anterior, empiece a utilizar la palabra de orden cada vez que lance una golosina a la jaula. Su cachorro aprenderá a asociar la palabra con la acción.

5. A largo plazo

Siga trabajando con su cachorro y utilizando este método de adiestramiento. Comience a aumentar lentamente el tiempo que permanece en la jaula, en pequeños pasos al principio y en intervalos cada vez mayores, hasta que se quede felizmente allí todo el tiempo que necesite.


Deja un comentario