Cómo entrenar la obediencia de un Akita

Su Akita es un perro inteligente y de fuerte carácter. Tiene confianza en sí mismo. Los dueños de Akita novatos pueden ver esa confianza como una obstinación, pero usted puede aprovechar la confianza natural de su perro y sus deseos de aprender y entrenarlo para que sea obediente con usted.

El entrenamiento de la obediencia tiene algunos elementos básicos como «sit», «stay», «down», «come», y los modales de la correa o el aprendizaje del comando «talón» que es imprescindible para la formación de su Akita a ser un perro obediente. Un perro obediente es uno que se puede cuidar y amar durante mucho tiempo. Cuando su Akita está entrenado en la obediencia básica, no sólo escuchará estas órdenes básicas, sino que también estará abierto a aprender otras órdenes. Puede darle un entrenamiento de obediencia avanzado y enseñarle órdenes más difíciles, o puede enseñarle trucos divertidos para entretenerse. Cuando trabaja duro con su Akita para entrenar la obediencia básica, está construyendo su relación con él y establece sus expectativas sobre cómo será su relación en los próximos años.

Definición de tareas

Debido a que el entrenamiento de obediencia básica construye una base sólida para cualquier entrenamiento futuro, usted va a ir sobre el entrenamiento de su Akita de varias maneras diferentes. Lo primero que hará con su Akita es el entrenamiento para ir al baño si no está entrenado en casa. Una vez que tenga la edad suficiente para socializar con personas y otros perros, la socialización será el siguiente paso para el entrenamiento de obediencia. Al enseñarle el comportamiento físico adecuado entre él y los humanos u otros perros, se establecen las expectativas. Su Akita tendrá que saber cómo actuar tanto con usted como cuando no esté presente. Tendrá que saber cómo comportarse cuando esté en público con personas y otros animales y cuando esté con o sin correa.

Establezca unas expectativas elevadas con su Akita, porque seguro que puede manejarlas. Tanto si empieza con un cachorro como con un Akita adulto, centre su adiestramiento en la entrada y salida positiva y en las recompensas por el buen comportamiento.

Cómo empezar

Cuando entrene el refuerzo positivo con cualquier perro, especialmente con su Akita porque su personalidad es muy fuerte, necesitará tener a mano muchas golosinas sabrosas para premiar los comportamientos positivos. Cuando el tiempo lo permita, programe sesiones de adiestramiento tranquilas y sin distracciones para trabajar las órdenes básicas de obediencia de forma individual. Otras veces durante el día, piense en momentos que pueda convertir en oportunidades de aprendizaje. Su Akita está abierto a aprender siempre.

El método de socialización

1. Desde el principio

En cuanto traiga a su Akita a casa o en cuanto tenga la edad suficiente y esté vacunado, socialícelo. Lleve a su Akita de paseo con correa, a parques para perros, por su vecindario y a tiendas de mascotas. Cuanto más interactúe su Akita con otras personas, mejor socializado estará. Un perro sociable es un perro bien educado.

2. Adiestramiento básico

Conviértase en el maestro de su Akita ofreciéndole un adiestramiento básico de obediencia. Empiece por lo más sencillo, con órdenes básicas como «siéntate» y «abajo», y luego pase a órdenes más difíciles, como «talón» y trucos divertidos.

3. Con la correa

Saque a su Akita a pasear y practique las órdenes básicas de obediencia. Asegúrese de que, mientras pasea a su Akita con la correa, éste entienda sus expectativas en cuanto a los modales con la correa. Si tira de la correa mientras pasean juntos, deténgase y espere a que redirija su comportamiento de forma positiva.

4. Presente

Preséntele a las personas que verá a menudo. Estas personas pueden ser amigos o familiares fuera de su casa, mascotas del vecindario, el peluquero, el veterinario o el personal de la tienda de mascotas. Establezca su expectativa de que se siente antes de que se les permita tocarlo. Asegúrese de permitirles acariciar y tocar a su Akita para que se acostumbre a este tipo de manipulación.

5. Recompensas

Establezca que es el amo de su Akita dándole recompensas cuando vea que se comporta bien, cuando tenga éxito en las órdenes de obediencia o en la realización de un truco. Al darle recompensas por su buen comportamiento, empezará a entender que usted tiene el control.

El método básico de obediencia

1. Órdenes sencillas

Comience el adiestramiento de obediencia básica con unas cuantas órdenes sencillas, como «siéntate», «abajo», «quieto» y «ven». Prepárese con muchas golosinas para premiar a su Akita por su buen comportamiento y por dominar la obediencia.

2. sentarse

Sostenga una golosina sobre la cabeza de su Akita, muévala lentamente hacia su cola y observe cómo se sienta a la espera de recibir la golosina que usted sostiene sobre él. Cuando se siente, diga la orden y déle la golosina. Siga practicando hasta que domine esta orden.

3. abajo

Empiece a entrenar la posición baja haciendo que su Akita se siente primero. Una vez que esté sentado, sostenga una golosina frente a su nariz y bájela lentamente al suelo, acercándola a usted y alejándola de él. Es probable que se tumbe cuando vea que la golosina está abajo y se aleja de él. Cuando lo haga, diga la orden «abajo» y dele la golosina. Asegúrese de practicar mucho con las recompensas.

4. ‘Quieto’

Se necesita un poco de práctica. Ponga a su Akita en posición de «sentado». Dígale que se quede y aléjese de él. Si se acerca a usted, repita la operación. Si se queda, aunque sólo sea un momento, dale la golosina. Practique esto muchas veces alejándose cada vez más de él una vez que entienda lo que le está pidiendo que haga.

5. venir

La orden de «quedarse» suele ir acompañada de la orden de «venir» o «soltar». Una vez que ponga a su Akita en la posición de «quieto», tendrá que saber cuándo es libre de irse. Por lo general, esto ocurrirá cuando usted se aleje y le ofrezca una golosina si viene hacia usted. Utilice la orden de «venir» cada vez que se mueva hacia usted y recompénselo. Practica mucho para que entienda la orden.

6. Modales con la correa

Los modales con la correa requieren mucha práctica y muchos paseos. Comience los paseos cortos con muchas recompensas mientras su Akita camina junto a usted y se comporta bien. Aumente los retos con paseos más largos y más distracciones a medida que entienda sus expectativas.

El método de juego y recompensa

1. Ejercicio

Asegúrese de dar a su Akita mucho ejercicio. Es un perro muy enérgico y necesita liberar esta energía a lo largo del día.

2. Tiempo de juego con usted

Dedique un tiempo diario a jugar con su Akita. Si hace buen tiempo, salgan a dar un paseo o jueguen a buscarlo en el patio trasero. A medida que su pequeño libere su energía contenida, déle muchas recompensas por jugar bien.

3. Tiempo de juego a solas

Habrá momentos en los que su Akita necesite jugar solo, entreteniéndose él mismo en lugar de depender de usted para entretenerse. Proporciónele suficientes juguetes para mantenerlo activo tanto dentro como fuera de casa.

4. Juego atractivo

Cuando juegue con su Akita o cuando juegue por su cuenta, déle órdenes y participe con él siempre que pueda. Esto preparará el terreno para que le escuche y empiece a aprender a hacer lo que usted le pida en lugar de ser exclusivamente independiente.

5. Entrenamiento obediente

Fuera del tiempo de juego, ayude a su Akita a quemar el exceso de energía programando sesiones de entrenamiento de obediencia básica. Estas sesiones deben ser bastante cortas pero muy enérgicas y gratificantes para que su Akita aprenda nuevas órdenes. Céntrese en la creación de órdenes básicas como «siéntate», «quédate», caminar con la correa, «abajo» y «ven». A continuación, pase a un adiestramiento más avanzado, enseñándole muchos trucos y actividades divertidas.

6. Golosinas para venir

Asegúrese de que su Akita sepa que cada vez que juegue con usted, le escuche, le preste atención, se comporte bien, tome buenas decisiones o se siente durante una sesión de adiestramiento y tenga éxito, se ganará una golosina. Tenga a mano muchas golosinas sabrosas para recompensar los comportamientos positivos y reforzar el entrenamiento de obediencia con recompensas.


Deja un comentario