Por qué a los perros les gustan los calcetines

Usted y su perro están muy unidos. Pasáis todos los días juntos participando en una amplia gama de actividades. Él te sigue a todas partes, sin querer otra cosa que quererte; y tú le sigues a él, sin querer otra cosa que quererle. Sois los mejores amigos. La forma que tiene tu perro de demostrar su amor y sentirse querido puede parecer a veces peculiar, pero, desde la comida que ingiere hasta los huesos que mastica, le encanta meter las manos en cualquier cosa que le proporcione una experiencia placentera. Los calcetines que usamos a diario llevan nuestro olor y han estado empapando nuestros pies sudorosos todo el día, algo que a los perros les encanta. A los perros les gustan los calcetines por muchas razones, pero encontrar cosas divertidas y agradables forma parte de la vida de un perro.

La raíz del comportamiento

Para usted, el calcetín sucio es maloliente y debe guardarse en la ropa sucia en todo momento, a menos que se lave o lo lleve puesto. Usted, sobre todo, no querría tener algo tan maloliente en la boca de su animal, porque le parece asqueroso. Sin embargo, para su perro, su calcetín maloliente es una mina de oro llena del más agradable aroma. Su calcetín sucio se ha bañado en su piel salada y está impregnado de su olor. Cuando su perro es un cachorro, morder un calcetín puede ser sólo con el propósito de la dentición. Sin embargo, cuando crecen, pueden masticarlo porque les encanta. Para un perro, los calcetines tienen buen sabor. Son masticables y la textura del tejido les resulta reconfortante en la boca, y el olor les proporciona una experiencia placentera.

A veces, los animales se aburren y si no saben lo que es un calcetín, puede ser en parte por lo que lo mastican. Es algo desconocido y nuevo, y morderlo puede ser un juego de aventura para ellos. Si no quiere que su perro muerda el calcetín, quizá sea mejor no asociar el juego o la persecución cuando lo agarren. Los perros pueden aburrirse de una determinada textura u olor de un juguete conocido después de que haya pasado algún tiempo. Tienden a encontrar sus calcetines porque imitan la familiaridad, pero también contienen algo nuevo. Esta supuesta nueva distracción puede ayudar a su animal con la soledad, la ansiedad por separación e incluso el aburrimiento. Les acerca a la sensación que tienen en torno a su dueño y les ayuda a sentirse queridos. Aunque, como propietarios, probablemente quieran que los calcetines se mantengan alejados de su perro. Sin embargo, en realidad pueden ser útiles en algún aspecto. Su calcetín puede sentirse como una manta de seguridad para su mascota y pueden sentirse un poco más seguros cuando los están masticando.

Fomentar el comportamiento

Como propietarios, queremos que nuestras mascotas se sientan seguras, queridas y apoyadas. También queremos que estén sanos y en buenas condiciones. Los calcetines pueden ayudar a nuestras mascotas en cuestiones emocionales, como la sensación de estar solas o inseguras. Pueden ayudar con la inquietud, y pueden aportar tranquilidad a su perro. En este sentido, masticar calcetines puede ser algo que hay que fomentar. Sin embargo, también hay inconvenientes en que su animal mastique sus calcetines. Si no quiere que sus calcetines sean masticados o si no quiere que su perro se apodere de ellos, puede ser mejor que guarde la ropa sucia y la ropa en un lugar donde su perro no pueda alcanzarla. También puede encontrar un juguete que pueda ser diseñado para su perro y que sea similar a sus calcetines. Si su mascota decide masticar sus calcetines y usted decide animarlo, debe vigilarlo porque pueden caerse trozos de la tela del calcetín y no quiere que su animal se ahogue con la tela. Además, debes asegurarte de que el calcetín no contenga nada de lo que pueda enfermar.

Otras soluciones y consideraciones

Los perros tienen unos sentidos impecables en lo que respecta al olfato y al gusto. Mientras que los humanos usan sus manos para sentir y explorar todo, los animales usan sus narices y bocas. Los calcetines, especialmente si están sucios, contendrán un olor extremadamente fuerte que resulta atractivo. Puede ser el motivo por el que su perro se sienta tan atraído por él en lugar de por un juguete para morder que le haya comprado en la tienda. Conocer la razón por la que los perros deciden morder los calcetines puede ser útil, e incluso designar un determinado juguete con un olor fuerte puede ayudar bastante a su perro. Los calcetines no son malos para que los animales los mastiquen, pero son las pertenencias de su dueño.

Conclusión

Queremos a nuestros animales y ellos nos quieren, tremendamente. Tanto si nos besan, como si se tumban en nuestro regazo o nos consuelan, son compañeros. A medida que empezamos a entender más su naturaleza, puede que tengamos que esforzarnos por quererlos, incluso si eso significa darles nuestros malolientes calcetines.


Deja un comentario