Por qué los American Foxhounds babean tanto

Si hay un comportamiento extremo por el que los Foxhounds son conocidos, es su atletismo, un comportamiento que se debe a su cría. Los American Foxhounds también son conocidos por su carácter apacible, su lealtad, su amabilidad y su dulzura en general, cualidades que los convierten en un buen compañero para cualquier propietario de un perro, ya sea en la ciudad o en el campo. Pero una cosa que los Foxhounds casi nunca hacen es babear grandes cantidades de babas. Es cierto que hay veces que babean, pero no es una cantidad molesta que deje charcos o rastros por todo el cuerpo, la casa o los muebles. Sin embargo, también hay ocasiones en las que puede notar que su Foxhound babea más de lo habitual, y esto podría ser un indicio de peligros ocultos. A continuación se presentan algunas posibles explicaciones de por qué su Foxhound Americano está babeando tanto.

La raíz del comportamiento

Todos los perros babean en un momento u otro, pero el babeo excesivo no forma parte de la crianza de un Foxhound. El babeo excesivo es más común en los perros que tienen mandíbulas flojas como los mastines, sabuesos y terranovas entre otros. Entonces, si su Foxhound no es naturalmente un gran baboso, ¿por qué está babeando tanto? El babeo de su Foxhound puede considerarse normal o anormal dependiendo de cuándo se produzca y de la cantidad de baba que expulse. Cuando el babeo se produce durante la hora de la comida, ya sea al ver o al oler una comida o al anticiparse a la hora de comer, esto no debe preocuparle. El fisiólogo ruso Ivan Pavlov estudió cómo reaccionan los perros a la comida y determinó que los perros reaccionan a la vista de la comida o a otros estímulos que significan comida. Para establecer un vínculo entre los estímulos y las comidas, Pavlov hacía sonar una campana y luego daba comida a los perros de su experimento. Tras unas cuantas pruebas, los perros llegaron a asociar el sonido de la campana con la comida y empezaron a babear incluso cuando no habían visto ni olido la comida. Si tiene una rutina de alimentación establecida para su perro, es posible que haya observado este comportamiento. Es posible que empiece a babear cuando recoja su cuenco de comida o cuando entre en la despensa a su hora de comer. Pavlov llamó a esta forma de babeo «secreción psíquica»

Pero cuando el babeo, especialmente el excesivo, se produce fuera de la hora de comer, hay que preocuparse. Amy Flowers, veterinaria de Dacula, Georgia, avanza varias teorías que podrían causar el babeo excesivo en un perro que no babea tanto de forma natural. Una, su perro podría estar sufriendo una enfermedad bucal o un problema dental que podría causar hinchazón, ulceraciones, sangrado y sensibilidad, todos los síntomas que desencadenan el babeo. En segundo lugar, su Foxhound podría tener sed o sufrir un golpe de calor. Los Foxhounds pueden correr durante horas y cuando esto ocurre en condiciones de calor extremo podría causar un golpe de calor. Tres, su perro podría tener náuseas debido a un malestar estomacal que puede ocurrir si come alimentos venenosos o se traga un elemento no alimentario como un juguete. Por último, las enfermedades como las infecciones respiratorias, las enfermedades renales y las hepáticas pueden hacer que su perro babee mucho. Las infecciones respiratorias pueden ser transmitidas o desencadenadas por la exposición a alérgenos, mientras que las enfermedades renales y hepáticas son comunes en los perros mayores.

Fomentar el comportamiento

El babeo durante las comidas no es algo que se pueda fomentar o desalentar. Es la respuesta natural de su perro a la comida y se produce cuando se le indica. Sin embargo, puede controlar el babeo fuera de las comidas con las siguientes soluciones. En primer lugar, las caries y los problemas bucales se producen cuando no se limpian los dientes del perro con regularidad o si éste se ha cortado el paladar blando o la lengua. Si el problema es dental, llévelo a una limpieza profesional para eliminar la acumulación de placa y después cepille sus dientes diariamente. Si no es dental, su veterinario diagnosticará otras causas, como laceraciones o tumores, y le prescribirá el tratamiento adecuado. En segundo lugar, proteja a su perro contra los golpes de calor evitando sacarlo a hacer ejercicio o dejarlo fuera cuando haga demasiado calor.

Si su Foxhound vive en una perrera, asegúrese de que le proporciona suficiente sombra y un suministro constante de agua. Si sospecha que su perro sufre un golpe de calor, llévelo al veterinario para que lo trate. En tercer lugar, aunque no se pueden evitar todas las enfermedades, se puede intentar minimizar los peligros que pueden provocar dolores de estómago manteniendo lejos de él los objetos que le gustan masticar. Además, cuando salga a correr con su Foxhound, vigílelo de cerca para asegurarse de que no se traga objetos extraños. En cuarto lugar, lleve a su perro a revisiones periódicas para que enfermedades como las del hígado o los riñones se detecten en sus primeras fases. Para evitar las enfermedades respiratorias, lávese las manos con frecuencia, especialmente después de manipular otros animales.

Otras soluciones y consideraciones

Las babas son saliva y, además de significar la anticipación de la comida, también ayudan a su perro a tragar y digerir mejor. Si alimentas a tu Foxhound con comida seca, producirá un exceso de saliva al masticar, ya que esto le ayudará a humedecer su comida y a tragarla. Incluso después de la visita al veterinario, es posible que el babeo continúe durante un tiempo mientras su perro sigue curándose. Para minimizar la limpieza, enséñele a tumbarse en una alfombra y manténgalo alejado de los sofás. También es posible que quiera encerrarlo en una zona de la casa. Además, si su perro sufre mareos persistentes, puede tratarse con medicación, tras lo cual debería ver mejoras. Por último, el babeo relacionado con la edad puede persistir y ser difícil de controlar, en cuyo caso debe consultar las opciones con el veterinario de su perro.

Conclusión

Esperemos que este post arroje algo de luz sobre por qué su Foxhound Americano ha estado babeando tanto. Si se trata de las ganas de comer, alégrese de que sea un perro sano que espera con ansias su comida. En caso contrario, llévelo a un profesional veterinario cuando sospeche de una enfermedad, aunque no parezca visiblemente enfermo.


Deja un comentario