Por qué los bulldogs corren de lado

Tener un Bulldog como miembro de la familia de cuatro patas tiene innumerables ventajas. Los Bulldogs son increíblemente tranquilos, tienen unos pliegues de piel adorables y no necesitan mucho ejercicio para mantenerse sanos y felices. Además, son muy buenos con los niños y los gatos y tienen lo que parece ser una cantidad infinita de paciencia. Los Bulldogs también poseen una variedad de rasgos interesantes (¡hola, irresistible submordida!), rarezas y rasgos de personalidad como estar siempre abajo para dormir la siesta y a veces caminar o correr de lado. Aunque la somnolencia está en su naturaleza, ¿por qué los Bulldogs corren de lado y deben alarmarse sus padres por este comportamiento?

La raíz del comportamiento

Resulta que el comportamiento relativamente extraño de caminar o correr de lado en los perros tiene su propio nombre, que es «crabbing» o «sidestepping». El American Kennel Club (AKC) lo define como «un perro que se mueve con su cuerpo en ángulo respecto a la línea de desplazamiento» y es más común de lo que se cree. Aunque al principio puede parecer preocupante para algunos propietarios de perros, este comportamiento no suele ser motivo de alarma. Se caracteriza por un movimiento titulado o en ángulo y puede parecer que las patas traseras de su perro intentan superar a las delanteras. Dado que las patas traseras de algunos perros avanzan más que las delanteras, sobre todo a mayor velocidad, esto puede hacer que el perro incline su cuerpo (con mayor frecuencia, su parte trasera) hacia un lado para dejar espacio a las patas traseras. Aunque el «crabbing» puede darse en todo tipo de razas, es especialmente común en razas que no tienen una angulación equilibrada, como los Border Collie y los pastores alemanes, o que tienen espaldas cortas y menos flexibles, como los Bulldog.

También se suele ver en perros jóvenes y cachorros que tienen menos coordinación y cuyos cuerpos aún están en proceso de desarrollo. El caminar o correr torcido debería mejorar con la edad a medida que el resto del cuerpo se desarrolla, pero en caso de cualquier preocupación, lo mejor es registrar el comportamiento y reservar una consulta con un veterinario para descartar cualquier otra causa potencial. Los cangrejos pueden producirse por diversas razones, desde las más normales e inofensivas hasta las más preocupantes y graves. Empezando por la primera, algunos perros simplemente tienen su propia y única forma de caminar que puede incluir una inclinación. Otra causa natural de la lateralidad es la dominancia lateral, que se produce cuando, a mayor velocidad, la pata trasera dominante del canino empuja más fuerte del suelo que el resto.

Fomentar el comportamiento

En la mayoría de los casos, el desplante no es motivo de preocupación. Sin embargo, al igual que ocurre con cualquier comportamiento irregular, debe ser revisado por un veterinario por si acaso, especialmente si su aparición es repentina o si se produce en un perro mayor. La aparición repentina de cangrejos no debe dejarse de lado, ya que también puede estar causada por problemas médicos. Una consulta con un profesional puede descartarlas o ayudar a diagnosticar y tratar condiciones como deficiencias nutricionales, problemas ortopédicos o trastornos neurológicos que puedan estar desencadenando el comportamiento. Aunque es relativamente común para la raza, si su Bulldog corre de lado, debe llevarlo al veterinario para que le haga un diagnóstico.

Además de las causas mencionadas, el desplazamiento lateral puede estar causado por problemas de oído que están relacionados con el equilibrio y la coordinación del perro. Otra razón por la que su peludo compañero puede andar de lado es que se haya hecho daño en la pata. Los esguinces, las contusiones y las distensiones son más difíciles de detectar en los perros, y los que cojean o caminan repentinamente de forma diferente a la habitual pueden estar experimentando molestias o dolor y tratando de remediarlo mediante formas diferentes de caminar. Si nota algún cambio en el comportamiento de su perro, como un estilo diferente de caminar, consulte a un veterinario o a un quiropráctico para que le diagnostique y le ofrezca un posible tratamiento.

Otras soluciones y consideraciones

En la mayoría de los casos, la marcha lateral es sólo una fase que se resuelve por sí misma. En ciertas razas como los Bulldogs. Puede ser simplemente una parte de su forma característica de caminar y no algo de lo que preocuparse. Sin embargo, para estar seguros, siempre es mejor consultar al veterinario de su perro para descartar cualquier cosa anormal y asegurarse de que su compañero de cuatro patas está sano y bien, especialmente porque hay una multitud de razones potencialmente dañinas detrás de la marcha desequilibrada. Aunque es menos frecuente, los niveles bajos de azúcar en la sangre, los problemas hepáticos, los tumores cerebrales y los problemas estructurales también pueden ser los desencadenantes de que un perro corra de lado.

Conclusión

Al igual que los humanos, todos los perros tienen sus propias peculiaridades y hábitos. Algunos pasarán con el tiempo, mientras que otros pueden modificarse mediante el adiestramiento, la rehabilitación o el apoyo médico. La clave para criar a un Bulldog feliz y sano es mucho cuidado, amor y atención, así como visitas al veterinario en caso de que haya algún problema: siempre es mejor prevenir que curar.


Deja un comentario